Swinging Archives and Libraries

This article was originally published on the Frankie Manning Foundation blog on 28 August 2018.

In March 2018 I was lucky to spend a month in New York, in Harlem, researching the history of Lindy hop thanks to the support of the Frankie Manning Foundation. I had previously researched the history of swing via the internet, Amazon, second hand bookshops and the limited resources available on this topic at my local library in Santiago de Compostela (Spain) and Trinity College Dublin (Ireland), but this would be the first time I had the opportunity to research the origins of swing and Lindy hop at its birthplace. I have been working on translating Norma Miller’s book Swingin’ at the Savoy: the Memoir of a Jazz Dancer into Spanish for the last couple of years, and now I would be able to follow Norma’s footsteps about Harlem, not to mention everything else Manhattan has to offer. Needless to say I was excited.

I was interested in exploring the roots of Lindy hop in Harlem and gaining a fuller understanding of its local context and significance at the time, considering issues like race and gender, as well how the dance developed in relation to music and other forms of dance. I was especially curious to find out more about some members of Whitey’s Lindy Hoppers who visited Europe in the 1930s and have received little attention. Underpinning my research were questions such as: what is the legacy of swing in Harlem? How can we contribute to recovering the memory of this African American dance as a mostly white swing dance community?

I did not think one of the most thrilling parts of my visit to New York would be visiting the libraries and archives. I had expected to enjoy the rush of Manhattan city life, and it did not disappoint, but the Lindy hop joys I found in libraries and archives were a surprise. This is a personal guide to the libraries and archives that I visited.

New York Public Library, 42nd Street (photo by author, March 2018).

The New York Public Library might just be the best library in the world. Having filled out a simple online form before my trip I was given a visitor library card, which grants full access to the NYPL’s digital and on-site collections for 3 months and the right to borrow up to 50 books (!) to any visitor to the city. If you are planning a longer stay in New York you could consider some “research tourism”. I spent most of my time at the New York Library for the Performing Arts (Lincoln Center) and the Schomburg Center for Research in Black Culture (Malcolm X Blvd), but also visited the Microform room at the Stephen A. Schwarzman Building (42nd Street), the Institute for Jazz Studies (Newark) and other resources, including access to some fantastic private libraries.

Searching the catalogue

In advance of any visit to the NYPL I would recommend a search of its online catalogue (https://catalog.nypl.org/), starting with generic terms like “Lindy hop”, “Swing” or “Savoy” for example, to draw up an initial reading list and scope out the locations for different items. Once on-site I found the library staff were generally very helpful when it came to navigating searches for more obscure items like articles, papers or film material.

Schomburg Center for Research in Black Culture
515 Malcolm X Boulevard (135th St and Malcolm X Blvd).

Schomburg Center for Research in Black Culture (photo by author, March 2018).

The Schomburg Center for Research in Black Culture houses a great collection of books, papers and photographs for the curious Lindy hopper. Located at the heart of Harlem on 135th St, directly opposite the school that Frankie Manning and Norma Miller attended, this library is of great significance for the neighborhood and African American culture. Arturo Schomburg was a Puerto Rican of African and German descent who moved to the United States and became a central figure in the Harlem Renaissance for researching and raising awareness about African American history. His collections were purchased by the NYPL in 1926 and form the basis of the library, which was named in his honor. There is even a film clip of Schomburg in the original library c. 1937  (thank you to Julia Loving for this information).

The Schomburg reading room, decorated with Aaron Douglas paintings, is an excellent place to start finding out more about swing era musicians, performers and Harlem venues. I enjoyed in particular Stuart Nicholson’s Ella Fitzgerald: A Biography of the First Lady of Jazz, Babylon Girls by Jayna Brown and Jazz: a History of the New York Scene by Samuel B. Charters. No booking is required to access this room and books are usually delivered within a few minutes of placing an order. Staff were very helpful and it was even possible to scan many items for free.

The Schomburg holds some beautiful original documents relating to the Savoy. You can for example view the Savoy 25th anniversary booklet The Savoy Story, produced in 1951 (before its closing in 1956). My standout item of the collection is the catalogue for Richard Yarde’s Savoy exhibition Savoy: an installation. This exhibition was on view at the Harlem Studio Museum from June to September 1983. It included live-size cut-out images of dancers and musicians recreating the Savoy Ballroom and its opening was an opportunity for many of the Savoy dancers to gather and a celebration of the Harlem community.

Savoy: an installation (Richard Yarde, 1983), image from the exhibition catalogue (Schomburg Center for Research in Black Culture).

I was not as lucky in my hunt for Lindy hop references in The Manuscripts and Rare Documents Division this time (I examined Alberta Hunter’s and Sam Wooding’s papers), but it holds several other collections of interest for future visits. A word of warning: getting an appointment in this division can be difficult and requires booking a few weeks in advance.

The Photographs and Prints Division has “Dance” and “Harlem nightclubs” collections that are worth viewing for their unpublished images of social dance and venues (appointment also required, usually one day notice will be sufficient for this division).

As any time handling original documents and photographs, these must be treated with great care and certain limitations are in place (some archives will not allow pens or personal belongings in the room, for example).

New York Public Library for the Performing Arts, Dorothy and Lewis B. Cullman Center, Jerome Robbins Dance Division. 40 Lincoln Center Plaza (65th St and Columbus Ave).

New York Public Library for the Performing Arts (photo by author, March 2018).

The New York Public Library for the Performing Arts has a fantastic collection of dance-related books, papers and films. In relation to the Lindy hop the star of the collection are Mura Dehn’s films and personal papers: it is one of only two places where you can watch the original five-hour The Spirit Moves documentary (the film is currently being digitized so viewing permission must be requested several days in advance).

Mura Dehn spent decades documenting and filming different forms of jazz dance and her legacy has provided us with unique footage of Savoy lindy hop dancers, both in the studio and dancing at the Savoy. Among her personal papers are several unpublished articles containing some interesting reflections on jazz dance and its history. These are available in the Jerome Robbins Dance Division Manuscripts section.

Unnamed dancers, image from the Mura Dehn collection at the NY Library for the Performing Arts.

“The source of Jazz is rhythm. Rhythm is what one has to learn. The movement is just a byproduct. A visual manifestation of each rhythm pattern which takes approximately the same form once the best solution is found.”
(“The ABC or The Fundamentals of Jazz Dance”, Mura Dehn papers, New York Public Library for the Performing Arts).

A much shorter documentary that is recommended viewing at the Library for the Performing Arts is The Call of the Jitterbug(Sorensen, Winding and Ross, 1988), a Danish film that includes interviews with Savoy dancers and musicians like Norma Miller, George Lloyd, Delilah Johnson, Bill Dillard, Dizzy Gillespie and Sugar Sullivan, among others. Some clips may be available on Youtube but the entire film is not easily found. America Dances! 1897-1948 (Carol Teten), also available at the library, provides a comprehensive compilation of different dance clips, starting with the Cake Walk and including the Lindy hop.

“Dancing was our high.”
(Sugar Sullivan in The Call of the Jitterbug, New York Public Library for the Performing Arts).

Stephen A. Schwarzman Building, Milstein Microform room.
476 Fifth Avenue (42nd St and Fifth Ave)

This is the most famous NYPL building and I recommend visiting it even if it is only to admire its architecture or to access the internet on its public-use computers. The NYPL offers many digitized newspaper collections (including the Amsterdam News, a Harlem newspaper that is still in print), however, other newspapers such as The Daily News have not been digitized and must be viewed onsite at the Milstein Microform room.

The Daily News sponsored the first Harvest Moon Ball in 1935, which was a major launching pad for the Lindy hop and the Savoy dancers. In fact, the contest was so popular that the first edition on August 15, 1935 had to be cancelled and rescheduled to August 28 due to over 100,000 attendees overcrowding the park. Leon James and Edith Matthews were the Lindy hop division winners of this first edition and a very young Norma Miller (just fifteen) and Billy Hill were also among the finalists who later went on to tour Europe. I found many articles and photos in relation to the preliminary contests and the finals. The Daily News had several editions each day and it is laborious to work through them on microform, so it is highly advisable to know specific dates for searches. No appointment required for this division (only a NYPL library card).

Leon James and Edith Mathews, first prize winners in the Lindy Hop Harvest Moon Ball competition (Daily News, August 29, 1935).

NYPL Online resources
Among the many NYPL online resources I would highlight A People’s History of Harlem: A Harlem Neighborhood Oral History Project (http://oralhistory.nypl.org/neighborhoods/harlem). I have only started exploring this resource that deserves further attention, as it contains some accounts by residents who remember the swing era in Harlem and can provide some unusual insights into this fascinating neighborhood.

For those who are not in New York, the digital collections resources are also worth checking out https://digitalcollections.nypl.org/ .

Institute for Jazz Studies, Newark.

Rutgers University, 185 University Avenue, Newark, NJ 07102.
The heart of the Institute for Jazz Studies (IJS) is the Marshall Stearns collection. Author of the fundamental book Jazz Dance: the Story of American Vernacular Dance, he was the first to pay academic attention to this form of dance. The collection containing his research papers for this work gives an indication of the breadth and depth of his study (although with some notable gaps in relation to Lindy hop). I spent a very enjoyable day at the IJS exploring 10 boxes of papers (although there is a wealth of material) and seeing his notes on interviews with “Shorty” George Snowden, Leon James and Al Minns.

The absolute highlight for me was holding in my hands letters from Fred Astaire (where incidentally he clarifies that he does not see himself primarily as a tap dancer “I dance according to my own rules – in other words I just dance as it comes to me.”) and a beautifully handwritten letter by Fayard Nicholas, where he discusses his career with his brother (The Nicholas Brothers).

Letter from Fayard Nicholas (Marshall Stearns collection, IJS, Newark, photo by author).

I contacted the IJS in advance of my visit but there was no problem scheduling a visit for the next day and I found the staff to be extremely helpful.

Private collections

My guide to the libraries and archives I visited during my research stay in New York would not be complete without a special mention of the personal collections to which I was given access: Cynthia’s Millman’s and Lana Turner’s home libraries were a pleasure to explore and I am very grateful for their generosity and support in this endeavour.

Beyond the library…

When I was not at the library I made the most of my visit walking about Harlem (I recommend the Harlem Swing Dance Society tour), visiting exhibitions, listening to amazing live music, dancing and getting to know more about the local swing scene and dancers –too much to include in this single article.

Institute of Jazz Studies, Newark, photo by author.

The most worthwhile part of my trip was the people I met: other Lindy hop researchers and local New York swing dancers, teachers and artists. These conversations have been immensely interesting and valuable for my research and thinking about Lindy hop history. I want to thank Cynthia Millman especially for her support organizing my trip and during my stay, Buddy Steves and Rowena Young for an incredible Lindyfest experience in Houston, the Frankie Manning Foundation for making my trip possible, as well as the following people: Judy Pritchett, Barbara Jones, Margaret Batiuchok, LaTasha Barnes, Shana Weaver, Samuel Coleman, Robert P. Crease, Bobby White, Mike Thibault and Julia Loving, with a special thank you to Alice Pifer and Lana Turner.

 

Guest BloggerKaren Campos McCormackKaren Campos McCormack is a freelance translator and swing dance, music and history enthusiast. She is currently working on the Spanish translation of Norma Miller’s Swingin’ at the Savoy: the Memoir of a Jazz Dancer (Temple University Press). She is the founder of Compostela Swing and you can find more of her articles in English and Spanish on Atlantic Lindy Hopper.

Library links

New York Public Library https://www.nypl.org/
• Plan your research visit https://www.nypl.org/about/locations/using-the-library/plan-your-research-visit
• Schomburg Center for Research in Black Culture https://www.nypl.org/about/locations/schomburg
• Jerome Robbins Dance Division, NYPL for the Performing Arts https://www.nypl.org/about/divisions/jerome-robbins-dance-division
• Stephen A. Schwarzman Building https://www.nypl.org/about/locations/schwarzman
• Digital collections https://digitalcollections.nypl.org/
Institute of Jazz Studies, Rutgers University (Newark) https://www.libraries.rutgers.edu/jazz

Advertisements

¿Cómo contestarías estas preguntas sobre Lindy hop?

Traducción del artículo de Julia Loving publicado en la web de la Fundación Frankie Manning el 14 de mayo 2018. Me ha parecido importante hacer este artículo accesible a un mayor número de personas fuera de la comunidad angloparlante para ampliar la conversación. Leer el artículo original en inglés/ Read the original article in English. 

Preguntas para organizadores de eventos, profesores y personas con liderazgo en la comunidad de Lindy hop

julialovingimage
Julia Loving junto al monumento que marca el lugar donde se encontraba el Savoy Ballroom en Harlem.

Últimamente se han generado conversaciones importantes dentro de la comunidad de Lindy hop sobre el reconocimiento de las raíces negras de este baile. Julia Loving creó una lista con algunas preguntas para que reflexionen los organizadores de eventos. Es una lista muy útil para que los organizadores de eventos de Lindy hop, profesores y personas con liderazgo en las escenas swing de todo el mundo se planteen estas cuestiones para asegurarse de que sus eventos son inclusivos.

Visibilizar y tratar de comprender una cuestión que debe corregirse es el primer paso. Agradecemos a todos los organizadores de eventos sus esfuerzos por crear una comunidad de baile swing más diversa e inclusiva: incrementar la representación negra forma parte de ese objetivo.

Responde estas preguntas

Cortesía de Julia Loving

  1. ¿Reconozco activamente que el Lindy hop es una expresión artística negra? ¿Ese reconocimiento se ve representado en la forma en la que dirijo eventos, clases y la escena de baile en general?
  2. ¿Me siento cómodo/a tratando o hablando de cuestiones de raza? Si no es así, ¿colaboro con alguien que sí se siente cómodo tratando estos temas?
  3. ¿Busco, considero o contrato bandas y orquestas cualificadas que incluyan o sean lideradas por músicos y cantantes negros?
  4. ¿Busco, considero o contrato profesores cualificados negros a todos los niveles?
  5. ¿Busco, considero o contrato DJS cualificados negros para mis eventos o para cubrir los descansos de las bandas?
  6. ¿Los asistentes a mis eventos (profesores, bandas, público, bailarines etc.) reflejan la diversidad de la población mundial? Si no es así, ¿tengo un plan en marcha para hacer que mi evento sea más atractivo para personas de orígenes diversos?
  7. ¿La forma de bailar Lindy hop en mi comunidad se parece a la original?
  8. ¿Quiero ampliar mis conocimientos y busco comprender la experiencia afroamericana? ¿Y la historia del baile?
  9. ¿El personal que contrato se ha sometido a alguna verificación de prácticas no discriminatorias en la escena swing?
  10. ¿Invito respuestas constructivas sobre políticas y programas para combatir la desigualdad racial en mis eventos?
  11. ¿Invito a otras comunidades locales de baile que no sean de origen blanco a participar en mis eventos?
  12. ¿Comparto recursos sobre los orígenes del baile, la historia negra, biografías de los primeros bailarines, de músicos de jazz, colecciones de música etc. con mi comunidad?
  13. ¿Animo a mis alumnos a hacer excursiones a locales o sitios históricos que representan la experiencia o la historia afroamericana, especialmente en aquellas ciudades con gran riqueza histórica?
  14. ¿Estoy comprometida con el reconocimiento de la cultura y la historia negra a largo plazo, no solo cuando está de moda?
  15. ¿Lidero con el ejemplo como profesor/a de baile al incluir lecciones de historia como una parte integral de mis clases? Por ejemplo, todos hacemos el Shorty George pero, ¿sabías que Shorty George era un hombre negro que bailaba en el Savoy en Harlem? etc.
  16. ¿Invito a Lindy hoppers de generaciones anteriores a participar y compartir sus historias en mis eventos? Por ej.: Mama Lou Parks Dancers, competidores del Harvest Moon Ball y bailarines del Savoy.
  17. ¿Me comprometo a darle la bienvenida a todo el mundo con independencia de su raza, religión, orientación sexual, identidad de género, edad, tipo de cuerpo, habilidad física y habilidad mental?
  18. ¿Animo a mis alumnos y compañeros de baile a que estén abiertos a bailar con todo el mundo y a que tomen la iniciativa invitando a bailar a personas de todo tipo? ¿Especialmente aquellos que quizá no sean invitados a bailar con frecuencia? ¡Nadie debería sentirse excluido!
  19. ¿Facilito que haya mentores o formación adicional para bailarines negros nuevos en mi escena? ¿Ofrezco algún tipo de patrocinio económico a estudiantes afroamericanos para participar en mis eventos o en otros eventos?
  20. ¿Estoy dispuesta a aceptar y apoyar cambios aunque pueda modificar mi experiencia de la comunidad de Lindy hop?

Julia gracias por compartir esta excelente lista de preguntas. Esperamos vuestros comentarios y sugerencias sobre lo que debería incluir la lista.

Sobre Julia Loving

Julia Loving ha sido profesora de Biblioteconomía y Ciencias de la Información y de Estudios Africanos en colegios públicos de la ciudad de Nueva York durante los últimos 25 años. Su formación de Lindy hop empezó en la asociación de swing de Harlem (Harlem Swing Dance Society) bajo el tutelaje de Samuel Coleman hace algo más de cinco años. Se enorgullece de ser una Lindy hopper de talla grande en su blog biggirlslindyhoptoo.blogspot.com que promociona un baile swing sin estigmas. Baila socialmente por todo Nueva York. Ha participado en varias competiciones y le gusta apuntar que ganó el tercer premio en el Lincoln Center’s Mid Summer Night Swing 2015 y también ganó en el concurso de Alhambra Ballroom Jazz Vespers con su pareja de baile Brandon Baker, que entonces tenía quince años (ahora tiene 19). Es una gran promotora del baile swing y patrocina a varios estudiantes en diferentes comunidades. Asiste a eventos semanales de baile social en NYC. Hace poco empezó a codirigir un evento de swing bimensual en Harlem llamado “It’s an Uptown Saturday Night Swing Dance” (Baile swing de sábado noche de barrio).  Ha enseñado Lindy hop de nivel iniciación a adultos en el centro Marcus Garvey en Harlem además de enseñar Lindy en su programa extraescolar. Le encanta animar a los miembros de su Familia Lindy y Grupo de Swingout de Harlem para asistir a bailes sociales a través de mensajes y correo. Viaja fuera de Nueva York para apoyar las comunidades de Lindy, Blues y Balboa de otras comunidades en otros estados. Es la creadora de LuckyLindysNYC, una línea de ropa interior para bailarines y entusiastas del yoga que se ha convertido en un gran éxito en la comunidad de baile swing. Últimamente, Julia dice que es «una amante del jazz que comparte la experiencia afroamericana a través del baile».  Es habitual encontrarse a Julia bailando en Brooklyn Swings, Bierhaus, Frim Fram Jam, Swing 46 o bailando al son del vocalista de jazz Charles Turner en el pasillo de Minton’s Playhouse.

Algunos pueden preguntarse: ¿Por qué yo?

Hace poco Judy Pritchett, miembro de la Junta de la Fundación Frankie Manning, le pidió a Julia y cuatro personas más que la ayudaran a contestar una solicitud de una comunidad de baile en Grecia que quería asesoramiento sobre cómo conseguir que sus eventos fueran más inclusivos para afroamericanos. ¿Por qué yo? Supongo que porque sabe que he aprendido a navegar mis propios sentimientos de aislamiento en esta comunidad de baile además de ser una defensora de esta expresión artística. ¡Era un patito feo cuando empecé a bailar! Siendo negra, mayor, de talla extra grande y al estar poco habituada a invitar a hombres a bailar por mi entorno cultural. Pero tuve el apoyo de dos tíos fantásticos: Samuel Coleman de Nueva York y Ryan François de Reino Unido, ambos profesores de baile swing. Me animaron a aprender más y darle un tiempo, y yo se lo agradezco. Hoy en día es muy raro que me quede en el banquillo y soy una defensora de la inclusión y la relevancia. Así que, para que conste en acta, el swing ha cambiado mi vida en tantos aspectos positivos que me pareció necesario contestar de la manera más sincera, reflexiva y rigurosa que pudiera.

Traducción publicada con permiso de la Fundación Frankie Manning y de Julia Loving https://www.frankiemanningfoundation.org/questions/

 

Out and about Harlem / De paseo por Harlem

March 2018/marzo 2018

Discover Harlem

Harlem Swing Dance Society Historic Tour

Spirit of Community: Art of Harlem exhibition (Harlem Hospital Center, Lenox Avenue, NY).

Atlantic Lindy Hopper hops the Atlantic

Spanish

Atlantic Lindy Hopper is going to New York in March 2018 thanks to the the support of the Frankie Manning Foundation.

I will be researching the origins of Lindy hop in Harlem: early press materials, the history of the dancers and the venues where they danced. The treasures of the NYPL await (this library even has its own film).

It’s not all going to be archives, there will also be an escapade to LindyFest in Houston, one of the major swing festivals in the US.

I hope to come back with lots of new stories for Atlantic Lindy Hopper, watch this space.

Atlantic Lindy Hopper salta el charco

English

Atlantic Lindy Hopper se va a Nueva York en marzo 2018 gracias a la ayuda de la Frankie Manning Foundation.

Estaré investigando los orígenes del Lindy hop en Harlem: las primeras menciones en prensa, la historia de los bailarines y los locales donde bailaban. Los tesoros de la NYPL me esperan (esta biblioteca incluso tiene su propia película).

No todo va a ser archivos, también habrá una escapada al LindyFest en Houston, una de los mayores festivales de Lindy de los EEUU.

Espero volver con muchas historias nuevas para Atlantic Lindy Hopper.

 

 

Ella es jazz

Hoy, martes 25 de abril de 2017 se cumplen cien años del nacimiento de Ella Fitzgerald. Es un año de muchos centenarios: ese mismo año se editó el primer disco de jazz, de la Original Dixieland Jazz Band. No se puede entender el swing, el jazz y la música norteamericana sin Ella. Según la biografía conocida, que se puede leer en la wikipedia y otros, nació el 25 de abril de 2017 en Newport News, creció en la pobreza de la Depresión y se trasladó a Harlem en Nueva York a los quince años cuando perdió a su madre, en 1932.

Poco después la descubrió Chick Webb, que lideraba la orquesta del Savoy Ballroom, cuando ganó un concurso de talentos amateur cantando en el famoso Teatro Apolo. Chick la llevó al Savoy y la convirtió en la cantante de su banda con solo 17 años, lo demás es historia. Su colaboración fue fructífera: el swing nació en Harlem, en el Savoy concretamente, de la mano de Ella y Chick, conocido también como el “Rey del Swing”.  Nos han dejado grandes temas bailables de esta época, pero su verdadero estrellato comenzó con el éxito A Tisket, A Tasket en 1938. Cuando Chick murió prematuramente en 1939 por sus problemas de salud,  Ella pasó a liderar la orquesta de Chick Webb durante algunos años más.

Lo que quizá no sea tan conocido es que Ella Fitzgerald también bailaba Lindy, y que antes que cantante había querido ser bailarina. Demuestra la afinidad que existía entre los músicos y bailarines, que se inspiraban mutuamente.  Llegó a decir más tarde: “Nunca me consideré una cantante. Lo que yo en verdad quería era bailar” (Tales of the Swing Age). Noche tras noche, Ella cantaba en el Savoy, y lo jóvenes lindy hoppers, Frankie Manning y Norma Miller entre otros, acudían a bailar. La sintonía entre músicos y bailarines era absoluta. En sus primeros años fueron incluso compañeros de gira.

Ella no solo creó el swing, siguió evolucionando como cantante de jazz a lo largo de su carrera que abarca todas las épocas y músicos de jazz del siglo XX, del swing al bop y el cancionero de Cole Porter. Es por ejemplo una de las grandes cantantes de “scat” junto con Louis Armstrong: la voz como instrumento musical de jazz, la voz como emoción y libertad, todo en uno, sin palabras. Incluso en los temas más melancólicos escuchar a Ella nunca produce desesperanza, siempre se vislumbra el optimismo de su vitalidad. Siempre, siempre, tiene swing.

Y por poder seguir disfrutando y bailando sus temas, gracias Ella.

Me disculpo por la brevedad porque van a dar las doce y no quería dejar pasar esta fecha. Lo mejor es escucharla: afrontemos la música y bailemos.

Undecided, Ella and the Chick Webb Orchestra

Blue Skies, Ella Fitzgerald

100 Songs for a Centennial, Spotify 

bardu

Ella Fitzgerald Foundation

Norma Miller en persona

English

En diciembre tuve la suerte de conocer a Norma Miller, Reina del Swing, en Milán, donde se celebraba su 97 cumpleaños…y el lanzamiento de su nuevo álbum A Swingin’ Love Fest. Llevo más de un año trabajando en la traducción de sus memorias, así que en cuanto me enteré de que venía a Europa ya me estaba subiendo a Ryanair sin pensármelo; tenía que conocerla. Es imposible describir la energía en estado puro que desprende Norma Miller, pero conseguí tomar algunos apuntes, y aquí comparto algunas de sus palabras sobre el Lindy Hop, la vida y el elusivo «ismo».

15440367_1815689048642708_1931088548720527905_o
Norma Miller cantando con la Billy Bros. Swing Orchestra, Milán, 10 December 2016

Norma Miller empezó bailando en las calles de Harlem de niña, antes de llegar al Savoy Ballroom y convertirse en bailarina de los Whitey’s Lindy Hoppers. Vino a Europa cuando tenía quince años para dar a conocer el Lindy Hop ante el público europeo por primera vez, y hoy en día sigue enseñándonos de qué va. Para saber más sobre su increíble recorrido vital y profesional que empieza en el Savoy y la lleva a actuar con Cab Calloway y Count Basie, entre otros, de Harlem a Hollywood pasando por Rio de Janeiro y más allá…¡pues recomiendo sus memorias, Swingin’ at the Savoy! (que pronto estará disponible en español también).

Aquí está Norma interpretando su número Gimme the Beat con la Billy Bros. Swing Orchestra el 10 de diciembre en Spirit de Milan. Gimme da Beat.

Por amor al swing en Milán

Todo el fin de semana resultó ser un festival por amor al swing, organizado por Maurizio «Big Daddy» Meterangelo y Roberta Bevilacqua, la familia italiana de Norma, también conocidos como la Italian Swing Dance Society. Maurizio grabó el nuevo álbum con Norma y dirige la Billy Bros. Swing Orchestra con verdadero estilo “hep”. Spirit de Milan aportó el ambiente industrial decadente, los lindy hoppers locales estuvieron a la altura de las expectativas de estilismo, y con detalles como el coche de los años 30 en el que llegó Norma la noche del estreno, era fácil pensar que uno se había adentrado en un escenario de película de gángsteres.

Disfrutamos de la proyección del documental Queen of Swing, que Maurizio había subtitulado especialmente para la ocasión, seguido de una entrevista personal con Norma cada noche. Jude Lindy hizo de maestro de ceremonias e intérprete, y Norma estuvo chispeante (literalmente, con su traje de lentejuelas), mostrando su carisma de estrella en cuanto se subía al escenario.  Fueron dos noches fantásticas de música en directo, con el aliciente del virtuosismo del bailarín Chester A. Whitmore,  (que ha trabajado recientemente en La La Land).

El momento cumbre del evento fue por supuesto la actuación de la Billy Bros. Swing Orchestra con Norma Miller el sábado por la noche. Tienen el mejor sonido de big band que conozco en directo, y la Reina del Swing claramente tenía el beat. Cinco de las canciones del álbum son de Norma, y las interpretó en directo, incluyendo Gimme da Beat, They Call Him Louie, Swingin’ Frankie’s Way, Down in New Orleans y Swing Baby Swing.

¡Celebrábamos el lanzamiento del nuevo álbum de Norma y sus 97 años recién cumplidos! (Lo cual por cierto, se aproxima a un récord guinness).

Fue un fin de semana intensísimo, rebosante del espíritu del swing. Maurizio y Roberta fueron muy acogedores, y me entraron ganas de formar parte de la familia lindy hoppera italiana.

Pero mejor que nos lo cuente Norma (según mis apuntes).

Norma Miller hablando de…

15443181_1815542811990665_8299998654736961093_o-1

Count Basie

“Count Basie tenía la mejor banda de swing que haya existido. Todo lo que hacía… Les decía a los arreglistas que escribieran música para mantener a los bailarines en la pista. Por consiguiente, si escuchas una melodía de Basie sabes que la puedes bailar. Tenía una de las mejores secciones rítmicas de todos los tiempos. Walter Page al contrabajo, Jo Jones a la batería, Freddy Green a la guitarra y Basie al piano. Formaban la mejor sección rítmica de toda la historia de la música swing. Ahora bien, había muchas grandes bandas. Estaba Chick Webb, el Rey del Swing. Estaba Jimmy Lunceford, otra gran banda. Pero ninguna swingueaba como Basie. Por eso coreografiamos todos nuestros bailes con música de Basie, porque rítmicamente era perfecto. Y cuando bailas Lindy Hop, bailas al son de un buen ritmo. Y las dos cosas iban de la mano perfectamente. Y por eso Basie era una de nuestras mejores bandas para bailar. No es que las otras orquestas no fueran buenas, es solo que ninguna era mejor que la de Count Basie.”

El Lindy Hop, lo más maravilloso    

“No hay nada más maravilloso que un chico y una chica, disfrutando de un tema de Count Basie. Toma Corner Pocket, por ejemplo, tomas uno de los grandes temas de Basie, y estás con una chica sobre la pista, bueno, es algo para disfrutar. El Lindy Hop es el mejor baile social que existe. El ballet es maravilloso, el solo jazz es algo fantástico, pero no hay nada más maravilloso que estar con un chico y estar swingueando con él, es sencillamente lo mejor del mundo. No hay nada mejor que el Lindy Hop. Yo ya estoy llegando al final de la cuerda, pero vosotros tenéis que disfrutarlo. ¡¡Yo lo disfruté!!”

“El Lindy Hop es la cosa más sexual que puedan hacer un chico y una chica…sin irse al dormitorio”.

   15419738_1815542765324003_952462823514611313_o

 Swing y color

 

“El swing hacía integración racial antes de Martin Luther King. Eso es lo que ocurría en el Savoy. Blancos y negros codo con codo, bailando juntos. Estábamos intentando lograr la integración.”

“El swing no tiene color. No importa que seas blanco o negro, o incluso musulmán. El swing es música. El sonido no tiene color. Escuchas una canción de Count Basie y no puedes ni pensar en el color. Eso es el swing. Conseguimos elevarnos por encima de todo eso.”

Salir del gueto

“Yo era mujer y negra. El swing, el baile, fue lo que me sacó de Harlem. Sobrevivimos. Me esforcé por ser la mejor, toda mi vida. Tienes que ser la mejor en lo que hagas para salir adelante.”

Whitey’s Lindy Hoppers

 “Éramos buenos. Éramos buenos porque bailábamos todas las noches. Durante unos cinco años, antes de hacer las películas, estábamos en el Savoy cada noche. Por eso éramos buenos.”

Bailar

 “Tienes que bailar al son de la música. Tienes que escuchar y bailar respondiendo a la música que toque la banda. Nosotros lo bailábamos todo. El Savoy era un salón de baile y tenías que bailar de todo, one-step, two-step…no bailábamos Lindy hop toda la noche.”

“No le doy consejos a bailarines. Baila, eso es todo.”

“Ismo”

“’Ismo’, hmmmm, mmmm, ‘ismo’ es aquella cosa. ‘ismo’ es lo que hacía que Louis Armstrong fuera Louis Armstrong.”

Su primer baile con Twistmouth George

“Yo tenía doce años y nunca lo olvidaré. Fue el mejor día de mi vida. Estaba bailando con el mejor bailarín, él medía casi dos metros, yo solo tenía doce años. Volé. Nunca lo olvidaré.

¿Su bebida preferida?

“Mimosa, champán y zumo de naranja, ¿puede haber algo mejor?”

Seguir swingueando

Norma nunca ha parado de swinguear y tiene muchísimos planes. Quiere traerse a la Billy Bros. Swing Orchestra a Nueva York a tocar en el festival de Midsummer Jazz del Lincoln Center. También quiere montar un show en Broadway con Chester y los mejores bailarines de swing, y si alguien puede conseguir que sea un éxito, esa es Norma.

¿El consejo de Norma para las futuras generaciones?

“Keep swingin’”, seguir swingueando.

Si quieres nominar a Norma para Premio Kennedy, puedes hacerlo aquí.

Banda sonora:

A Swingin’ Love Fest (Billy Bros. Swing Orchestra con Norma Miller, 2016).

Puedes solicitar una copia del álbum a la  Italian Swing Dance Society.

Lectura:

Swingin’ at the Savoy: The Memoir of a Jazz Dancer, Norma Miller con Evette Jensen (Temple University Press). Pronto disponible en español.

15380831_1815194475358832_7913216779053512254_n

 

Todas las fotos son de Olga BSP para Spirit de Milan, cortesía de Italian Swing Dance Society.

A Royal Welcome for the Queen of Swing se organizó con la colaboración de Italian Swing Dance Society, Luca Locatelli, la Klaxon Agency y Spirit de Milan.